Seminarios Vivenciales

Seminario Descifrando los Mensajes del Universo, Cancún 2017

Lic. Verónica Gomelsky

Hace un tiempo y después de haber estado en varias oportunidades en Cancún, México, tuve un profundo deseo de dar un Seminario allí, la energía del lugar, el mar, la paz, la alegría, eran una conjunción de razones que posibilitaban una experiencia que prometía ser única.

Y lo fue…, parece un dicho popular, pero no lo es, “no se puede transmitir con palabras lo que vivimos, experimentamos, sentimos y aprendimos cada día, cada instante, todos juntos en Cancún…

Creo que lo ideal es poder leer algunos testimonios de lo que experimentaron los que transitaron esta vivencia única.

Fue un compartir, momentos de suturar viejas heridas del Alma, otros de felicidad absoluta, de silencio real e introspección, de alegría y diversión, de respeto y cordialidad, de disfrute y otros de compresión del contenido teórico.

Material imprescindible y necesario para iniciar un camino de comprensión en la tarea de sincronizar, resolver y enterrar las vicisitudes más complejas de la propia estructura enquistadas en los primeros años de vida y sostenidas inconscientemente hoy en nuestro presente.

Seminario Vivencial inolvidable para mi, fue una experiencia llena de luz, de sol, amor, un arduo trabajo terapéutico y emocional.

Gracias a todos los que confiaron en mi.

Lic. Verónica Gomelsky
M.N. 23 684

Seminario de Aprendizaje de Alma, Bariloche 2015

Lic. Verónica Gomelsky

La idea de dar un Seminario a un grupo de personas fuera de Bs. As. adquirió dentro del esquema del tratamiento terapéutico y la cura una dimensión impensada para mí.
El cuidado y la disociación en cuanto a la convivencia con los pacientes, demandó en mí una máxima atención y profesionalismo.
Explicar qué sucedió realmente en esta “experiencia de vida” es sumamente difícil, porque todo fue “sentir” a cada segundo una vivencia única e irrepetible.
Fue mágico, el lugar elegido, Charming Resort and Spa nos cobijó con un lujo indescriptible, un nivel de excelencia superior, los desayunos, las cenas, el Spa, las habitaciones y el entorno.
Fui a guiar a un grupo de personas que estaban decididas a realizar este “Master en sus vidas”, a la vez yo también fui a aprender de esta experiencia.
Mi único propósito es que mis pacientes avancen en la resolución de sus patologías, sufrimientos y repeticiones.
Todo “superó lo previsto”, TODO.
Es un inicio muy importante en mi vida como profesional y en mis pacientes en relación a su tratamiento, incidiendo todo lo vivido en su pasado, en su presente y futuro.
Fue tan fuerte, tan visceral, que la sensación era de un desborde de emociones a cada instante.
El objetivo del viaje fue claramente cumplido, yo estoy intentando elaborar mi parte en relación a esta experiencia maravillosa.
El amor y la actitud de apertura de todos fue un elemento que posibilitó y potenció todo lo vivido.
El Seminario Aprendizaje del Alma, fue complejo, estuvimos diez horas juntos trabajando arduamente para avanzar en la intrincada red de nuestros vínculos y nuestro bagaje emocional.
Los ví llorar, reír, resistir y elaborar.
Las fotos publicadas hablan por sí mismas, FELICIDAD, AGRADECIMIENTO Y ESTABILIDAD EMOCIONAL son el resultado de nuestra experiencia.
Sentí una seguridad y una libertad INMENSAS, cada día que pasa veo más claramente que todos los años que invertí estudiando hoy dan sus frutos, este viaje es el resultado de todo esto, conjuga capacidad profesional, experiencia y un método terapéutico muy particular, yo diría transgresor para el sistema actual y precursor en la resolución de patología severa.
La verdad estoy muy feliz, hoy soy la profesional que siempre soñé ser, tengo el apoyo de mi familia, mis pacientes se sanan y yo sigo aprendiendo, vendrán más viajes, los libros, más fotos y más pacientes, pero “este viaje quedará grabado en mi corazón por el resto de mi vida”.

Gracias al Dr. Zuckerfeld, sin él yo no sería quien soy.
A la Lic. Dora Jaimovich, al Dr, Chevnik, a la Lic. M. Zucker por su sostén profesional y emocional durante todos estos años.
Gracias a mis PACIENTES, desde lo más profundo de mi corazón.

¡Infinitas gracias!

Vero.

Seminario Vivencial, Mabel y Vero – Tulum 2014

El viaje a Tulum fue un viaje planeado desde el Plan del Alma, desde la inspiración y desde el amor. Todo lo que sucedió allí, cada instante vivido tiene una connotación diferente para cada uno de los que allí estuvimos.
Fue una experiencia única e irrepetible, como cada uno de nosotros, como lo es nuestra vida, única.
Desde lo profesional crecí y aún después de tanto años de carrera sigo aprendiendo, ya sé que algunas circunstancias deberán modificarse y otras podrán fluir desde el mismo lugar que en todos los otros viajes.
Sentí en todo momento que estaba en lugar correcto y perfecto, que los que decidieron participar recibieron la información específica para despertarse, queda en el libre albedrío de cada uno utilizarla o desecharla.
Todo lo vivido, los Seminarios, las excursiones, especialmente la experiencia en el Cenote, las emociones en las noches de luna llena todo fue perfecto para todos.
Recibí muchísimo amor de cada uno de ustedes, aún de los que no coincidieron conmigo, yo aprendo de todos, también de ellos.
No estoy en este mundo para recibir ni el aplauso, ni la aprobación, ni el consentimiento de nadie, estoy aquí sólo para ejecutar mi propio plan, mi MISION, eso es lo más importante en mi vida, lo estoy haciendo y me hace inmensamente feliz.
Llevo grabado en mi alma el rostro de cada uno de ustedes, deseo desde lo más profundo de mi corazón que esta experiencia haya posibilitado un salto cuántico en sus vidas.

Gracias a todos por confiar y soltar.
Los amo

Vero